Las personas son el activo más importante de una empresa y, como tales, deben estar motivadas para mantener la moral y el entusiasmo elevados y crear dinámicas de grupo positivas.
Para lograr un buen equipo de trabajo es necesario que los empleados, el propietario, la gerencia, se conozcan y también compartan momentos agradables juntos. Transformar, en  breves, el contexto de trabajo en un momento de conocimiento mutuo y convivencia, sin duda conduce a beneficios.
Esto fue lo que sucedió en obra Mantrac el viernes 15 de febrero, al que obviamente también asistió el CEO Pol, creador de la iniciativa.
Un día de trabajo normal, agradablemente interrumpido su ritmo con un almuerzo colectivo.
Un momento de alegría , de tranquilidad que sin duda sirve para "desconectarse" de la rutina diaria, pero también para apreciar la cohesión y la armonía del grupo; en un ambbiente donde trabajan un numero significativo de  operarios  los trabajos  tienen un ritmo frenético, no se puede negar que a veces pueden aparecer malentendidos y mal humor.
¿Qué mejor manera de encontrar serenidad, distracción y, por qué no, agregación?
Esta ocasión de  Mantrac fue un verdadero  momento de cohesión: la oportunidad de comunicarse en un contexto informal y en una situación relajada, la situación ideal para escuchar diferentes temas de los que normalmente se tratan en el lugar de trabajo, porque la comida no es solo Un simple acto de nutrición, pero un momento importante de intercambio, socialización e intercambio de emociones.